La prima de riesgo y sus consecuencias

En esta ocasión vamos explicar qué es la prima de riesgo. En los últimos años hemos escuchado este término en numerosas ocasiones, especialmente en los medios de comunicación. Pero, ¿qué es la prima de riesgo?, ¿cómo se calcula?, ¿qué implicaciones tiene que suba o que disminuya? Dar respuesta a estas cuestiones es el objetivo del artículo.

La prima de riesgo es el sobreprecio que un país debe de pagar para financiarse en los mercados, en comparación con otros países. Por lo tanto, cuanto mayor es el riesgo del país, más alta será su prima de riesgo y más alto será el tipo de interés de su deuda. Dicho de otro modo, es la rentabilidad que exigen los inversores (interés) a un país para comprar su deuda soberana en comparación con la que exigen a otros países. La prima de riesgo muestra, de esta manera, la confianza de los inversores en la solidez de una economía. En el caso de la Eurozona tomamos como referencia la rentabilidad del bono alemán a 10 años y lo comparamos con la rentabilidad del bono a 10 años de cada país para obtener la prima de riesgo.

Vamos a poner un ejemplo: Imaginemos que la rentabilidad del bono alemán a 10 años es del 1% mientras que la del bono español es del 2,5%. La prima de riesgo española será de 150 puntos básicos, que surge de restar las dos rentabilidades, medidas como puntos básicos (un punto básico equivale a 0,01%).

Por lo tanto, si la prima de riesgo de España aumenta, significa que la percepción de riesgo de nuestro país ha aumentado con respecto a Alemania y si baja, querrá decir que ha disminuido la percepción de riesgo de España.

prima riesgo

Aquí tenemos un gráfico con la evolución de la prima de riesgo española desde 2010 hasta 2014. Podemos observar que alcanza su punto más alto el 24 de julio de 2012, llegando a los 638,42 puntos básicos. Desde entonces ha ido disminuyendo, aunque ha sufrido ligeros repuntes al alza. Vemos también la enorme influencia que tienen las decisiones de nuestros políticos sobre la evolución de la prima de riesgo. No obstante, no solo se ve afectada por hechos internos sino que puede aumentar o disminuir como consecuencia de acontecimientos externos a nuestro país. Por ejemplo, los graves problemas que ha tenido Grecia han repercutido en nuestro tipo de interés, ya que se extendió el miedo a que dicho problema se propagara a los restantes países periféricos de Europa.

En resumen, la evolución de la prima de riesgo es un buen indicador para observar la percepción de riesgo que tienen los inversores hacia nuestro país. Un conjunto de medidas encaminadas a aumentar el crecimiento de España y reducir el paro, repercutiría en la prima de riesgo, provocando que disminuyera y que saliera más barato el endeudamiento de nuestro país. No debemos de olvidar que la deuda del país es herencia que dejamos a nuestros hijos y nietos ya que serán ellos los que tendrán que devolverla.

Deja un comentario