Inflación, deflación y estanflación

En esta ocasión voy a centrarme en otro de los términos económicos básicos, la inflación, sin olvidarnos de la deflación y la estanflación, de los que también hablaré.

La inflación no es más que un incremento general y continuado del nivel de precios de un país en un determinado momento  del tiempo. Esta es la definición pero, ¿de dónde se obtiene ese dato? Para dar una explicación es necesario introducir otro término, el IPC.

El Índice de Precios al Consumo o IPC mide la variación del precio de una cesta de bienes y servicios considerada estándar. Es decir, en ella se incluye todo aquello que una familia corriente suele adquirir.

Por lo tanto, para saber si existe inflación en un país, se observa la variación de los diferentes índices de precios. Aunque el más común es el IPC, existen muchos más como, por ejemplo, el Índice de Precios Industriales.

Para darnos cuenta de la importancia de la inflación basta con señalar que la estabilidad de precios es uno de los objetivos primordiales de la Unión Económica y Monetaria.

A continuación os muestro un gráfico en el que podemos observar la evolución del IPC en lo que llevamos de año. El subyacente surge de restar al general los bienes y servicios que son considerados muy volátiles, como los energéticos.

Inflacion

En la actualidad parece que el problema puede venir, más que por una excesiva inflación, por todo lo contrario, la deflación, esto es, un descenso del nivel general de precios, lo que puede conllevar más desempleo y menor ritmo de crecimiento.

Pero aún nos queda otro concepto económico, la estanflación. Es un fenómeno que surgió en los años setenta, con la crisis del petróleo. Que un país entre en estanflación implica una combinación de subida de precios con estancamiento del crecimiento económico.

One thought on “Inflación, deflación y estanflación

Deja un comentario